Buscar
  • OLIVIA

PARIS, 1889

Actualizado: 3 de jun de 2019

Entre 1855 y 1900 se celebraron en París cinco exposiciones universales, fueron las  grandes citas mundiales del siglo XIX en las que se mostraba al público los grandes avances tecnológicos de la era industrial. 

La de 1889, se preparó de forma excepcional ya que ese año se celebraba el centenario de la revolución francesa.

Aunque la enorme Galería de Máquinas fue uno de los mayores atractivos, 

llama la atención pensar que el que conocemos como el  gran símbolo de Francia "La torre Eiffel" no causo sensación en un primer momento, de hecho fue rechazada en las exposiciones anteriores en Barcelona.  

Los diseños tampoco eran del propio Eiffel,fueron presentados a Gustav por dos ingenieros de su compañía y el autorizo a proseguir con los cálculos. 

La empresa de Eiffel había ganado en reputación y fortuna a base de construir puentes y obras de infraestructura en diferentes lugares, como el armazón que sujeta la estatua de la libertad o  la casa de fierro en Iquitos.

 Cuatro majestuosos restaurantes  de madera construidos por Stephen Sauvestre ocupaban la plataforma del primer piso. Cada restaurante tenía una capacidad máxima de 500 personas. 

 "Catherine tomaba allí su "café et flan parisién" cada día, mientras esperaba a Etienne, el salía tarde del pabellón de las maquinas, ningún obrero podía dar por concluido el día  sin orden del patrón  Eiffel,  atravesaba el campo de Marte casi en la penumbra, tan solo el  alumbrado de  las luces a gas le indicaba el camino. Entonces  aun podían verse las estrellas" 


0 vistas