Buscar
  • OLIVIA

EL BIEN Y EL MAL

Actualizado: 3 de jun de 2019

Para cualquier religión, la creencia en lo que dictan las sagradas escrituras es una cuestión de fe. En la historia de Adan y Eva, la mas antigua de la Biblia se produjo un error que va mas allá de cualquier convicción, jamas existido una manzana como fruto prohibido, fue un error de traducción. 

En el siglo IV dC,  el papa Damaso I, ordenó a su principal erudito Jerónimo de Estridon, que tradujera Biblia hebrea del hebreo al latin. De este proceso resulto la famosísima vulgata canónica. 

La unica pega es que Jeronimo no dominaba el hebreo, el resultado fue que confundir algunas palabras.

Uno de los errores fue la confusión entre el sustantivo malus, manzano y el adjetivo malus, mal.

Originariamente en el genesis dice : 


LIGNUS SCIENTIAE BONI ET MALI

NO COMER DEL FRUTO DEL ARBOL DEL BIEN Y DEL MAL.

En tiempos de Jerónimo  la palabra malus podía referirse a cualquier fruta que llevara semillas. 

Tras la vulgata la manzana empezó a dominar las obras de arte, y gracias a las pinturas paso a formar parte del imaginario común de la sociedad.

El habitat natural del membrillo es el oriente medio, lugar de tierras calientes y secas,  de este modo es fácil pensar que el fruto prohibido debido a la latitud pudiese ser un membrillo mejor que una manzana. 


0 vistas