Buscar
  • OLIVIA

BRETÓN

Actualizado: 3 de jun de 2019


 El arte moderno esta en gestación.

 Gauguin va a encontrar en Bretaña su camino, a conquistar su originalidad y a crear sus primeras obras maestras. Bretaña es un periodo de intensa actividad creadora.

En Paris, Gauguin se sentia torpe en presencia de los pioneros del Impresionismo, en cambio con el grupo de los habituales en Bretaña producía la impresión de ser un  artista revolucionario.

Es curioso que sean los temas que Gauguin encuentra en Bretaña los que determinen la evolución de su estilo. Bretaña tiene un paisaje austero de prados y huertos ligeramente ondulados y cercados con setos, la piedra gris de las paredes de las casas esta roida por el musgo y los tejados de pizarra acentúan  la  melancolía.

En esta Bretaña ruda y un tanto retrasada en su aislamiento, Gauguin tiende a la sencillez y retrocede a una especie de primitivismo,  se abandona sin nostalgia para sintetizar la visión. Al principio respeta los tonos pero al final los exagera hasta el color mas puro.

Es posible que en los comienzos  de cualquier repostero este la masa Sablé, como un origen, un punto de partida, la base desde la que avanzar.  Un indispensable. 

He dejado las angustias atrás  después de varios días con la masa sablé; ahora que la masa se extiende fina y fría  sobre la mesa, me siento con fuerzas de conquistar cualquier terreno. Es curioso que lo más sencillo sea en definitiva lo mas liberador.


0 vistas